De lo escrito

De la descendencia

“Los hijos como personas tienen el derecho originario e innato a ser cuidados por los padres hasta que sean capaces de mantenerse por sí solos. Desde una perspectiva practica se puede considerar el acto de la procreación como aquel por el que hemos puesto a una persona en el mundo, sin su consentimiento, y la hemos traído arbitrariamente; hecho por el cual pesa sobre sus padres en la medida de lo posible que esté satisfecha con su situación. Además de alimentarlo y cuidarlo, educarlo tanto pragmáticamente, para que en el futuro pueda mantenerse y ganarse la vida por sí mismo, como moralmente, porque si no la culpa de su desamparo recaería sobre los padres; todo ello hasta el momento de la emancipación, de modo que, una vez completada la educación , pueden contar con la obligación de los hijos (hacia los padres) sólo como mero deber de virtud, es decir, como gratitud.

Los hijos no deben nada por su educación, así como recíprocamente los últimos se libran de su obligación hacia ellos del mismo modo, con lo cual ambos alcanzan o recuperan su libertad natural. Pueden conservar está relación domestica después de su emancipación, pero ahora como sociedad.” I.Kant

“Los más y más sanos de los hombres consideran gran ventura tener muchos hijos; yo y algunos otros pensamos lo mismo de no tenerlos.

Y cuando preguntan a Tales que por qué no se casa, contesta que no le agradaría nada dejar descendencia.

Por lo general nos emocionamos más con los pataleos, juegos y tonterías pueriles de nuestros hijos, que después, con sus actos ya maduros, como si los hubiéramos querido por entretenernos, como a monos y no como a hombres. Y algunos hay que proporcionan juguetes a sus pequeños con gran liberalidad para luego sufrir con el mínimo gasto que necesitan al ser ya mayores.

Unida a ello, esta otra consideración aristotélica, que el que hace algún bien a alguien, ama más de lo que a él le aman; y que aquel al que algo deben, ama más que el que debe; y todo artesano quiere más a su obra de lo que ésta le querría si tuviera sentimientos. Porque amamos, somos; y el ser consiste en movimiento y acción. Por lo que cada cual está de algún modo en si obra. El que hace el bien, realiza una acción hermosa y honrada; el que recibe, realiza una útil, únicamente; y lo útil es, con mucho, menos amable que lo honrado. Lo honrado es estable y permanente, y proporciona a quien lo ha hecho una gratificación constante. Lo útil se pierde y escapa fácilmente; y no es su recuerdo ni tan fresco ni tan dulce. Las cosas nos son mas queridas cuanto más nos han costado; y es más difícil dar que  recibir. Montaigne

Un santo vio acercarse a él a un hombre que llevaba a un niño recién nacido.<<¿Qué he de hacer con este niño?, preguntó éste último; es raquítico, nació prematuramente y no tiene fuerzas ni para morirse.>> <<¡Mátalo!, exclamó el santo con una voz terrible; mátalo y tenlo en brazos tres días y tres noches para que te acuerdes de ello: así no engendrarás hijos más que en el momento oportuno.>> Cuando el hombre oyó estas palabras, se fue decepcionado; y muchos censuraron al santo por haber aconsejado una acción tan cruel como matar a un niño. <<Pero ¿no es más cruel dejarle vivir?>>, dijo el santo. Nietzsche

De la felicidad

“Satisfacción con la propia situación, en la medida que hay certeza de que perdurará.

Verdaderamente, el hombre pensante, cuando ha vencido las incitaciones del vicio y es consciente de haber cumplido un deber a menudo penoso, se encuentra en un estado de tranquilidad de animo y de contento, al que muy bien se le puede llamar felicidad y en el cual la virtud es su propia recompensa.

La perfección de otro hombre como persona consiste precisamente en que él mismo sea capaz de proponerse su fin según su propio concepto del deber, y es contradictorio exigir (proponerme como deber) que yo deba hacer algo que no puede hacer ningún otro más que el mismo.” I.Kant

“Y así como la tristeza es la muerte del hombre, la alegría es la vida

R.Sibiuda

“El alma que vive feliz en presente no tendrá ninguna inquietud por el futuro” Ibídem

De la compasión

“En realidad, cuando otro sufre y me dejo contagiar por su dolor, no pudiendo, sin embargo, librarle de él, sufren dos, aunque el mal propiamente solo afecte a uno. Pero es imposible que sea un deber aumentar el mal en el mundo, por tanto, también hacer el bien por compasión; sería un modo ultrajante de hacer beneficencia, en tanto que expresa una benevolencia hacia quien es indigno, que se llama conmiseración y que no debería producirse en modo alguno entre hombres.” I.Kant

“Es la piedad vicioso sentimiento para los estoicos: quieren que socorramos a los afligidos, mas que no flaqueemos compadeciéndonos de ellos Montaigne

“Las naturalezas compasivas que están siempre dispuestas a socorrer en las desgracias, raras veces participan de las alegrías de los demás; cuando alguien se siente alegre, no tienen nada que hacer, están de más, no se sienten superiores y por eso dan fácilmente muestras de despecho. Nietzsche

De las riquezas

“Porque es verdaderamente pobre el que desea mucho, no el que tiene poco. Para ti, si cierras el saco de los deseos, lo necesario será suficiente y con poco tendrás bastante; ella con nada tendrá bastante, aunque lo coja todo con los brazos abiertos.

G.Bruno

“Nada es suficiente para quien suficiente es poco.

Ser rico no supone alivio sino cambio de problemas.

La riqueza natural tiene limites precisos y es fácil de alcanzar; en cambio, la que responde a vanas opiniones no tiene limite alguno

De cuantos bienes proporciona la sabiduría para la felicidad de toda una vida, el más importante es la amistad Epicuro

“Si está fuera de nuestro alcance, el objeto de nuestro deseo se convierte en un bien supremo; si lo conseguimos, deseamos otro con la misma avidez.” Lucrecio

“Despreciamos el bien poseído por el hecho mismo de la posesión. Estar harto de una posesión equivale a estar harto de uno mismo.” Nietzsche

Del arrepentimiento

“Creed a quien puede daros juramento

De que no hay condición tan triste

Que vaya a la par del arrepentimiento.

Como el pasado no hay quien lo rehaga

Y aunque todo arrepentirse traiga tormento,

Lo que más nos castiga y más nos ultraja

E imprime llagas que no es posible curar,

Es cuando uno pudo mucho y no hizo nada.

Tansillo

De las costumbres, culturas y tradiciones

“Cuando Darío era rey hizo llamar una vez a todos los griegos de su entorno y les preguntó por qué remuneración estarían dispuestos a comerse los cadáveres de sus padres. Pero ellos respondieron que no lo harían por ningún premio. Luego Darío llamó a los calatios de la India, que comen los cadáveres de sus padres, y les pregunto en presencia de los griegos –a través de un interprete comprendieron lo que él decía- por qué premio estarían dispuestos a quemar a sus padres difuntos. Ellos gritaron y le pidieron fervientemente que abandonara tan impías palabras. Así son las costumbres de los pueblos y Pindaro tiene, en mi opinión, razón cuando dice que la costumbre es el rey de todos los seres Herotodo 3, 38.

“Los hombres (dice una antigua sentencia griega) están atormentados por las ideas que tienen de las cosas, no por las cosas en sí.

Si lo que llamamos mal y tormento no es ni mal ni tormento de por sí, sino que sólo nuestra fantasía le presta esta cualidad, en nosotros está el cambiarla. Montaigne

“Nunca la costumbre hubiera podido vencer a la naturaleza, es invencible; pero hemos sido nosotros quienes, por las ilusiones, los placeres, el ocio y la indolencia hemos corrompido nuestra alma; nosotros, quienes por los prejuicios y las malas costumbres la hemos cambiado. Ciceron

“El habito adormece la vista de nuestro juicio. Montaigne

El genoma procesa la información lentamente, pero es muy fiable como mecanismo de transmisión y almacenamiento. Los cerebros registran los cambios al instante, procesan la información con rapidez y la transmiten de cerebro a cerebro, creando así la red informacional en que consiste la cultura. J.Mosterín

Del destino

“El destino no nos causa ni bien ni daño alguno; sólo nos ofrece la materia y la semilla que nuestra alma, causa y dueña única de su condición feliz o desventurada y más poderosa que él, modela y aplica como le place.

La ley fundamental de Platón en <<República>>, es dar un cargo a los ciudadanos de acuerdo con su naturaleza; por el camino ajeno a ésta jamás haréis nada que valga la pena Montaigne

“El destino esta escrito en el carácter de los hombres. Heraclito

De la educación

“La palabra latina ludus, ludere admite el triple significado de juego, ejercicio y escuela: el lugar donde nos ejercitamos. La escuela sería el lugar lúdico por excelencia. L.Vives

“La mejor educación consiste en inmunizar contra toda educación organizada perpetrable. Feyerabend

“¿Quién no ve que en un estado todo depende de la educación y formación? Y sin embargo, sin discreción alguna, déjase ésta a merced de los padres por locos y crueles que sean.

El que sigue a otro, no sigue nada. Nada halla porque nada busca.

Pues si abraza las opiniones de Jenofonte y de Platón por propio razonamiento ya no serán de ellos sino suyas.

Las abejas picotean en ésta y en aquella flor; mas después hacen con ello la miel que es de todas; ya no es ni tomillo ni mejorana; así transformará él las piezas tomadas de otro, fundiéndolas para hacer con ellas una obra totalmente suya.

Nada se cree tan firmemente como aquello que menos se sabe. Montaigne

“La madurez del hombre consiste en recuperar la seriedad con que jugaba cuando era niño.” Nietzsche

De las opiniones

“En general, no hay nada por lo que los hombres se esfuercen más que por abrir camino a sus opiniones. Cuando vienen a faltarnos los medios ordinarios, añadimos la autoridad, la fuerza, el hierro y el fuego. Gran desgracia es haber llegado a una situación en la que la mejor prueba de la verdad sea la multitud de creyentes, con un gentío en el que los locos superan tanto en número a los cuerdos. Es cosa difícil el afirmar el juicio contra las ideas comunes. La primera convicción, tomada del propio tema, se apodera de los simples; de ahí, extiéndese a los listos so pretexto de la autoridad del número y la antigüedad de los testimonios. Por lo que a mi respecta, en lo que no creyese a uno, no creería a ciento uno, y no juzgo las ideas por los años.

Quien impone su idea por la fuerza y la autoridad, muestra que su razón es débil.” Montaigne

“Como si la falta de juicio no fuera lo más común.” Ciceron

“¡Que apoyo para la sabiduría, una multitud de locos! San Agustin

“Mala opinión es la que no se puede cambiar. Publio Silo

Del valor

“Al que visteis ayer tan osado, no os extrañéis de verlo hoy igualmente cobarde: o la cólera, o la necesidad, o la compañía, o el vino, o el toque de una trompeta habríale llenado de valor las entrañas; no se trata de un coraje así formado por razones; esas circunstancias hánselo reforzado; no es nada extraordinario verlo transformado por otras circunstancias contrarias.

¿Quién no opinará que son arranques de un valor desquiciado? No podría llegar tan alto nuestra alma desde su asiento. Ha de abandonarse para elevarse, tirando del bocado, y arrebatarse y llevarse tan lejos al hombre que después é mismo se asombre de su hazaña; al igual que los poetas quedan prendados con frecuencia de sus propias obras sin reconocer los rastros que ellos mismos dejaron por el camino. Y así como dice Platón que en vano llamará a la puerta de la poesía un hombre sensato, así dice también Aristóteles que ninguna alma excelsa está exenta de cierta dosis de locura. Y tiene razón de llamar locura a cualquier impulso, por loable que sea, que supere nuestro juicio y entendimiento. Por que la sabiduría consiste en dominar ordenadamente el alma, a la que conduce con mesura y proporción, y a la que conoce.” Montaigne

De la crueldad

“Cada vez que, descargamos nuestro enfado en los demás, a decir verdad, sentimos que con quien estamos enfadados es con nosotros mismos. Lo que en el fondo intentamos es, oscurecer y engañar a nuestro raciocinio: buscamos a posterior un motivo para nuestro enfado y lo atribuimos a errores y a defectos de otros, para sí perdernos de vista nosotros.

Pero, a decir verdad, los impulsos malvados son en un grado elevado tan útiles, indispensables y convenientes para la conservación de la especie como los buenos impulsos: únicamente cumplen una función distinta. Nietzsche

“Y mucho se equivoca, me parece, quien cree que es más sólida y duradera la autoridad que se debe a la fuerza que la se apoya en la amistad. Terencio

“Es menester hacerse respetar por la virtud y valía, y amar, por la bondad y dulzura de las costumbres.

Aquel que despreciara las ofensas recibidas, por dulzura y facilidad natural, haría cosa muy hermosa y digna de alabanza; mas aquél que, dolido y ultrajado en lo más hondo por una ofensa. Se armara con las armas de la razón contra ese furioso apetito de venganza y tras grande conflicto lo dominara al fin, ése haría sin duda mucho más.” Montaigne

De la verdad

Existe general acuerdo entro todos los filósofos de todas las sectas sobre esto, que el soberano bien consiste en la tranquilidad del alma y del cuerpo. Mas ¿cómo hallarla?

“No fundéis vuestra creencia en la fuerza de las tradiciones, aún cuando hayan sido honradas por numerosas generaciones y en muchos sitios; no creáis una cosa porque hable de ella; no os fiéis de la energía moral de las antiguas leyendas. No creáis nada que dependa de la sola autoridad de vuestros maestros o sacerdotes. Después de haberos informado, creed en lo que habéis experimentado, y que os parezca razonable, lo que sea bueno para vosotros y para los demás.

Buda

“Tenemos que ser traidores, practicar la infidelidad, ir abandonando uno tras otro nuestros ideales.

Guardémonos de afirmar que hay leyes en la naturaleza. No hay más que necesidades. Nietzsche

“A veces creía que tenía ideas propias –alguna vez todos somos víctimas de tales ilusiones- P.Feyerabend

“Casi todas las autobiografías creadas por <<grandes hombres>> , casi todas las biografías en ciencias, artes o política son un intento de mostrar razón y finalidad donde una visión más detallada revela una serie de accidentes benéficos felizmente fomentados por la ignorancia y/o la incompetencia de la persona sujeta a ellos. Verdaderamente, muchos de los llamados grandes son monomaniacos que no tuvierón escrupulos en destruir su humanidad (y la de sus amigos y colaboradores) para poder acabar así el cuadro perfecto, la teoría perfecta, el arma perfecta. El hecho es que nosotros creamos nuestras vidas actuando en y sobre condiciones que nos re-crean constantemente. P.Feyerabend

“Pinto el paso: no el paso de una edad a otra, o, como dice el pueblo, de siete años en siete años, sino día a día, minuto a minuto. He de adaptar mi historia al momento. Podré cambiar dentro de poco no sólo de fortuna sino también de intención. Es un registro de diversos y cambiantes hechos y de ideas indecisas cuando no contrarias; ya sea porque soy otro yo mismo, ya por que considere los temas con otras circunstancias y en otros aspectos. El caso es que quizá me contradiga, mas la verdad, como decía Demades, no la contradigo. La contradicción deja de ser tal por cuanto constituye una de las características fundamentales del yo. Si mi alma pudiera asentarse, dejaría de probar y decidiríame; mas esta siempre aprendiendo y poniéndose a prueba.

Tengo mis leyes y mi tribunal para juzgarme a mí mismo y a ellos me atengo más que a cualquier otra cosa. Todos podemos participar en el teatro y representar a un noble personaje en escena; mas la cuestión es estar en orden interiormente, en el fondo del corazón, donde todo nos está permitido, donde todo está oculto.” Montaigne

Al hombre no le importa nada conocer la verdad. Busca respuestas para sentirse a salvo. Y el que olvida esto lo paga caro (porque se convierte en un máquina de Turing). La solución, si se quiere seguir buscando, es parar el proceso y comenzarlo desde otra perspectiva, comprendiendo que no es más que otra opción para darle sentido a la vida. W. matt

De la filosofía

“Me aparte de la filosofía en el momento en que no se me hizo posible descubrir en ningún filosofo ninguna debilidad humana, ningún acento de verdadera tristeza. Poco más o menos todos los filósofos han acabado bien: es el argumento supremo contra la filosofía. (El suicidio es llevar la razón a sus ultimas consecuencias)

¿Quién no esta expuesto, por sorpresa o necesidad a un desconcierto irrefutable, quién no levanta entonces las manos en oración para dejarlas caer a continuación más vacías aún que las respuestas de la filosofía? El universo no se discute, se expresa. Y la filosofía no lo expresa.

Los verdaderos problemas no comienzan sino después de haberla recorrido o agotado, después del último capítulo de un inmenso tomo que pone el punto final en signo de abdicación ante lo desconocido, donde se enraízan todos nuestros instantes, y con el que nos es preciso luchar porque es naturalmente más inmediato, más importante que el pan cotidiano. Aquí el filosofo nos abandona: enemigo del desastre, es tan sensato como la razón y tan prudente como ella. No comenzamos a vivir realmente más que al final de la filosofía, sobre sus ruinas, cuando hemos comprendido su terrible nulidad, y que era inútil recurrir a ella, que no iba a servirnos de ninguna ayuda.

No se encuentra más rigor en la filosofía que en la poesía, ni el espíritu que en el corazón; el rigor no existe más que en la medida que uno se identifica con la cosa que se aborda o se sufre; desde el exterior, todo es arbitrario: razones y sentimientos.

Los grandes sistemas no son en el fondo más que brillantes tautologías. Simple proliferación de palabras, sutiles desplazamientos de sentidos. Lo que es repele el abrazo verbal y la experiencia intima no nos revela nada fuera del instante privilegiado e inexpresable. E.Cioran

“Una rosa es una rosa únicamente porque el hombre la definió como tal; sin el hombre, no sería más que un esquema de torbellinos de energía. E.H.Shattuh.

De la ciencia

“Puede que haya hoy cinco o seis cerebros que empiecen a concebir la idea de que incluso la física no es más que una interpretación y un arreglo del mundo, y no una explicación del mundo. Nietzsche

“Los expertos, decía Platón, son muy buenos dentro de sus propios campos, pero carecen de un sentido de perspectiva. Están relativamente bien informados en un pequeño campo, pero son muy ignorantes fuera de él; que casi nunca admiten esa ignorancia y ni siquiera son conscientes de ella, pero la salvan mediante un lenguaje altisonante, engañando de este modo a sí mismos y a los demás.

Si la ciencia esta abierta a todo cambio, si hay ideas y pautas incompatibles con cierto estadio científico que todavía pueden imponerse y transformar la ciencia –lo que ha sucedido numerosas veces en la historia de las ideas científicas-, entonces el examen científico de las nuevas sugerencias y de los mitos antiguos no pueden consistir simplemente en compararlos con este estadio del conocimiento y rechazarlos cuando no encajan. Hay que permitir que los mitos, que las sugerencias lleguen a formar parte de la ciencia y a influir en su desarrollo. No sirve de nada insistir en que carecen de base empírica, o que son incoherentes, o que tropiezan con hechos básicos. Algunas de las más bellas teorías modernas fueron en su día incoherentes, carecieron de base y chocaron con los hechos básicos del tiempo en que se las propuso por primera vez. Tuvieron éxito porque se las uso de una forma que ahora se niega a los recién llegados.

Por eso podemos decir que una decisión científica es una decisión existencial, que, más que seleccionar posibilidades de acuerdo a métodos previamente determinados desde un conjunto preexistente de alternativas, llega a crear esas mismas posibilidades. Todo estadio de la ciencia, toda etapa de nuestras han sido creados por decisiones que ni aceptan los métodos y resultados de la ciencia ni son justificados por los ingredientes conocidos de nuestras vidas. Feyerabend

“Vieron cosas nuevas porque fueron capaces de pensar de otro modo. Koyré

“Las revoluciones científicas implican una transformación relativamente súbita y sin estructura en la que una parte del flujo de la experiencia se ordena a sí misma de una forma diferente y manifiesta pautas que no eran visibles anteriormente.

Un ejemplo nos lo ofrece la transición de la astronomía ptolemaica a la copernicana. Cambios de esta clase no fueron simplemente correcciones de errores individuales englobados en el sistema ptolemaico. T. Khun

“La mejor enseñanza de la mecánica cuántica es, quizás, que la realidad se define mediante las preguntas que planteamos. Wheeler

“En cierta ocasión estuve en una fiesta en Holywood con todas las estrellas del momento, y en aquella fiesta apareció Einstein. Ni que decir cabe, que su traje lleno de lamparones y arrugado como poco desentonaba en aquel lugar. El caso es que fue a sentarse con un galán de moda de aquella época, y estuvo conversando con él durante un rato. Lo chocante del tema es que el galán en cuestión era muy guapo, sí, pero también muy inculto. Y allí estuvieron los dos conversando siendo la comidilla de la reunión. El caso es que acabaron de hablar y el galán en cuestión se acerco a nuestro grupo, lo cual aprovechamos inmediatamente para preguntarle acerca de aquel encuentro con el genio.

¿De que hablabas con Einstein? – le preguntamos todos carcomidos por la curiosidad-

¿Con quién? – respondió-

Con Einstein, hombre.¡¡¡

De todo un poco…, el hombre me dijo que yo tenía mucha suerte al ser tan guapo y estar siempre rodeado de bellezas, y yo le conteste que … todo era relativo. Y entonces me dijo que sobre eso algo había escrito… y yo me levante y me fui antes de que me soltara el rollo…

Del lenguaje

“Lo que es repele el abrazo verbal y la experiencia intima no nos revela nada fuera del instante privilegiado e inexpresable.E.Cioran

“Cuando nos comunicamos con los demás, no nos estimamos a nosotros mismos lo suficiente. Nuestras auténticas vivencias no son de modo alguna parlanchinas. No podríamos comunicarlas aunque quisiéramos. Les falta la palabra, y nosotros ya hemos dejado muy atrás las cosas que se puedan expresar con palabras. En todo acto de hablar hay ya un acto de desprecio. Parece que el lenguaje haya sido inventado para decir solo lo vulgar, lo mediocre, lo comunicable. El uso del lenguaje vulgariza al que habla.F.Nietzsche

Parece, que en muchos casos pensamiento y lenguaje son cosas distintas. Todos tenemos la experiencia de que hemos dicho lo que no queríamos decir, o que no sabemos bien cómo expresar lo que queremos decir y que puede ser distinto de lo que decimos.

Chomsky es tajante: <<… el lenguaje no puede ser considerado propiamente como un sistema de comunicación. Es un sistema para expresar el pensamiento, que es algo muy diferente.>>

Según Chomsky el lenguaje no se aprender sino algo que se accede naturalmente al llegar a cierta edad. Bickerton dice que no aprendemos a hablar, sino que el lenguaje crece en nosotros, como las uñas.

Parece que en nuestro cerebro hay un mecanismo lingüístico abstracto aplicable a diversos cambios sensoriales y capaz de reconstruir una lengua entera a partir tanto de unas cuantas secuencias de sonidos como de unas cuantas secuencias de signos manuales.

El uso del lenguaje es un recurso para sobrevivir como especie. En modo alguno para la búsqueda de la verdad. Utilizar el lenguaje es como esculpir a cañonazos.

De los sentidos

“La primera consideración que hago sobre el tema de los sentidos, es que dudo que el hombre esté provisto de todos los sentidos naturales. Veo muchos animales que llevan una vida total y completa, unos sin la vista, otros sin el oído: ¿quién sabe si no nos faltan también a nosotros uno, dos, tres, o muchos sentidos? Pues si carecemos de alguno no puede nuestra razón descubrir su falta. Es privilegio de nuestros sentidos el ser el límite último de nuestra percepción; nada hay fuera de ellos que pueda servirnos para descubrirlos; ni siquiera un sentido puede descubrir otro. Montaigne

“Si en una construcción la primera regla es mala, si la escuadra engañosa se aleja de la línea recta, si el nivel cojea de un lado, todo necesariamente estará mal, torcido, hundido, inclinado hacía delante, hacía atrás sin proporción; amenazando con derrumbarse y derribándose en parte, traicionado por el error de los primeros cálculos. De igual modo, si tus sentidos te engañan, todos tus juicios estarán equivocados. Ibídem íd. IV. 514

El cerebro es un conjunto de partes diferenciadas e interconectadas. Solo una mínima parte de la información que recibimos a través de la percepción es consciente, el resto queda registrada en nuestro inconsciente, y es, precisamente a nuestro inconsciente al que recurrimos cuando intuimos algo aparentemente de forma irracional.

En la parte consciente del cerebro guardamos la información que nos permite sobrevivir.

El cerebro es un instrumento para la supervivencia, no para la especulación filosófica. De ahí, que puede que no sea el instrumento adecuado para conocer la verdad de lo que nos rodea. Quizás no estemos capacitados físicamente para conocer la verdad, y en caso contrario, todavía no estamos lo suficientemente desarrollados. Cuando la búsqueda de la verdad sea igual de importante que la mera supervivencia estaremos preparados para comprenderla.

El mundo real es menos importante que el mundo que necesitamos. Lo que experimentamos como realidad es una ilusión construida en nuestro cerebro.

Es posible que la quimera filosófica de la verdad no nos concierna.

“Anda, come tu pan con alegría, y bebe con alegre corazón tu vino; porque ya se complace Dios en tu obra. Lleva en todo tiempo vestidos blancos y que el ungüento no falte sobre tu cabeza. Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de tu vida de vanidad, que Dios te da bajo el sol, porque esa es tu parte en la vida y en el trabajo con que te afanas bajo el sol. Todo lo que tu mano encuentra posibilidad de hacer, hazlo mientras puedes, porque no hay ni obra, ni razón, ni ciencia, ni sabiduría en el Seol donde tú vas.” Eclesiastés 9, 7.

De los vicios

“Vio que los mortales disponían de todo lo que les era necesario, que hombres colmados de riquezas y de honores, eminentes por la fama de sus lujos, tenían, en el fondo, el corazón angustiado y el alma presa de dolor y de quejas; entonces comprendió que era del propio vaso de donde venían todos los vicios, y que lo que venía de fuera, por bueno que fuese, en él se corrompía. Ibídem, Id. VI. 9

“Es una deshonra de la humanidad en su propia persona.

Quien se convierte en gusano, no puede quejarse después que le pisoteen.

La humanidad en su persona es el objeto del respeto que él puede exigir a cualquier hombre, no debe renunciar a su dignidad, y esta autoestima es un deber, del hombre hacia si mismo.

Todo hombre tiene conciencia moral, su propio tribunal interno, no es algo que se forja (arbitrariamente), sino que esta incorporado a su ser. Le sigue como su sombra cuando piensa escapar. El hombre puede llegar en su extrema depravación hasta no hacerle ningún caso pero, sin embargo, no puede dejar de oírla.

Enfrentarse al vicio exige valor, y en él siempre hay lugar para el respeto por la humanidad en la propia persona.

El autoconocimiento moral, que exige penetrar hasta las profundidades del corazón son más difíciles de sondear (el abismo), es el comienzo de toda sabiduría humana. Solo descender a los infiernos del autoconocimiento abre el camino a la deificación.”I.Kant

“El que quiere hacer una torre, tanto más profundas hace las zanjas y cimientos cuanto más alta pretende subirla[...]. Luego cuanto es más alto el edificio, tanto más profundo ha de ser el fundamento y tanto más bajos hemos de descender

M.de Medina

“Si no descargamos nuestro espíritu del peso que le abruma, el movimiento la fatigará aún más; como en un barco donde las cargas estorban menos si están bien asentadas. Perjudicáis al enfermo mas de los le beneficiáis, haciéndole cambiar de lugar. Hacéis más profundo el mal al moverlo al igual que las estacas se hunden más y se aseguran cuando las agitamos y sacudimos. Por lo tanto no basta con apartarse de la gente; no basta con cambiar de lugar, es menester apartarse de las condiciones populares que están dentro de nosotros; es menester secuestrarse y recuperarse de uno mismo.” Montaigne

In culpa est animus qui se non effugit unquam

Nuestro mal reside en el alma y está no puede escapar de sí misma. Horacio

“Ningún placer es malo en sí mismo; pero lo que hay que hacer para obtener ciertos placeres causa mayor cantidad de quebrantos que de placeres.” Epicuro

“Por qué nadie confiesa sus vicios? Porque aún se es esclavo de ellos; sólo se cuentan los sueños cuando se está despierto. Seneca

“Ciertamente, de igual manera que a un perezoso el estudio sírvele de tormento, a un borracho la abstinencia de vino, la frugalidad es suplicio para el lujurioso, y el ejercicio tortura para el hombre delicado y ocioso; así ocurre con todo lo demás. Las cosas no son dolorosas o difíciles en sí mismas, sino que nuestra debilidad y cobardías hacerlas tales. Para juzgar de las cosas grandes y elevadas, es menester alma igual, si no, les atribuimos el vicio que nos es propio. Un remo recto parece curvo en el agua. No importa sólo ver el objeto, sino como se ve. Montaigne

“Nada hay tan insociable por su vicio como el hombre; ni nada tan sociable por naturaleza San Agustin

“A menudo creemos haber dejado los problemas y no hemos hecho más que sustituirlos por otros. Montaigne

“Es razón y sabiduría lo que disipa nuestras penas y no lugares desde los que se divisa la extensión de los mares.Horacio

“¡Cuidado!, cuando miras al abismo, el abismo también te mira a ti.

F. Nietzsche

Del infierno

“Pobrecito el hombre que se cree tan grande y no sabe que está tan solo. Pobrecito el hombre que siente se siente el centro del universo y olvida que ya es suficiente con ser una pieza del todo. Orgulloso se yergue el sujeto, admirado de su propio ego. Se siente creador omnipotente cuando mira las ciudades que salieron de sus dedos. No se da cuenta de que no es posible ya ser individuo en ese contexto tipificado.

El hombre ya es sólo multitud, es sólo masa que reacciona a los impulsos, que se arropa en sus iguales. ¡Ay, ¿y el sujeto?!… se siente tan, tan grande. A.Albadalejo

“Donde no hay luz, todo es una sombra; aunque sean sombras distintas.

La ignorancia y el error, el desconocimiento de la verdad de la naturaleza, produce el infierno, que no es sino el miedo en esta vida por un temor imaginario

G.Bruno

“Estamos todos en el fondo de un infierno, cada instante del cual es un milagro.” E.Cioran

“Si Dios está con nosotros, ¿Quién está contra nosotros?

Rm 8,31

Del cielo

“Dejad las sombras y abrazad la verdad.

No cambiéis el presente por el futuro.

Vosotros sois el galgo que se lanza al río

Por desear la sombra de lo que lleva su boca.

Jamás fue opinión de sabio o precavido

Dejar un bien para apropiarse de otro.

¿Por qué lo buscáis tan lejos escondido

si en vosotros mismos halláis el paraíso?

Es más, quien pierde uno mientras está en el mundo

No espere tras la muerte otro bien,

Porque el cielo desestima dar el segundo

A quien el primer don no aprecio.

Así, creyendo alzaros os vais al fondo

Y hurtándoos de los placeres, a las penas

Os condenáis y con engaño eterno

Deseando el cielo os quedáis en el infierno.

Tansillo

“-Esto Momo –dijo Jupiter-, no lo consideres un error, porque ya sabes que los animales y las plantas son efectos vivos de la naturaleza, la cual naturaleza [como debes saber] no es otra cosa que dios en las cosas.G.Bruno

“Asi el hombre viene a ser un mundo abreviado, microcosmos, resumen y culminación de la naturaleza, a la que contieneR.Sibiuda

“<<Ni el propio Dios podría subsistir sin hombres sensatos>> -dijo acertadamente Lutero; pero lo que no dijo el bueno de Lutero es que menos podría subsistir sin los insensatos. Nietzsche

Del amor, enamoramientos y pasiones

“En realidad al amar apasionadamente no queremos al otro, sino que le usamos como percha de la que colgamos nuestra necesidad de amar. Lo que ama el individuo es la sensación de estar enamorado.

Desgraciado aquel que nunca conozca la pasión, porque es uno de los grandes sueños de la humanidad y los humanos somos sobre todo nuestros sueños. Pero desgraciado aquel que sólo conozca la pasión, porque entonces estará condenado una y otra vez el fogonazo frustante de la misma mentira.

… La pasión te puede destruir… si todavía ignoras que es un terremoto que se acaba.

Cuando amamos desaparecemos como individuos aislados…

Hoy en día, tan solos y tan separados unos de otros, tan encerrados en nosotros mismos, seguimos necesitando desesperadamente enamorarnos. Porque es un veneno, sí, pero muy hermoso” Rosa Montero

“Esos violentos deleites tienen fines violentos, y mueren en su triunfo, como el fuego y la pólvora, que se consumen al besarse; la más dulce miel empalaga en su propia delicia y echa a perder el apetito con probarla: así que ama con moderación: eso es lo que hace el amor duradero: quien se precipita llega tan tarde como quien va muy lento. W.Shakespeare

“Podemos prometer actos, pero no sentimientos, ya que estos no son voluntarios. Quien promete a otro amarle, odiarle o serle fiel eternamente, promete algo que no está a su alcance. La promesa de amar siempre a alguien significa, pues: mientras te ame te daré pruebas de amor; si dejo de amarte, seguirás recibiendo, sin embargo, de mí los mismos actos, aunque por otros motivos. Por tanto, cuando, sin cegarse a uno mismo, se promete a alguien amarle eternamente, lo que se promete es la persistencia de la apariencia del amor.” F.Nietzsche

“El de la amistad, es un calor general y universal, que permanece templado e igual, un calor constante y sentado, que es todo dulzura y delicadeza, que no es ávido ni punzante en absoluto. Como mucho, el del amor, no es más que un deseo demente por aquello que huye de nosotros:

<<Igual que el cazador que persigue la liebre, por el frío y por el calor, por montes y valles; solo la estima cuando huye y la menosprecia cuando la tiene.>> Ariosto

Tan pronto como entra en el terreno de la amistad, es decir, cuando se ponen de acuerdo las voluntades, se desvanece y languidece. El goce se pierde, pues su fin es corporal y susceptible de saciedad. Por el contrario, de la amistad se goza a medida que se la desea, nace, se alimenta y crece en el goce, pues es espiritual y el alma se educa con su práctica.

A quien me preguntara qué es lo primero en el amor, responderíale que es saber esperar; lo segundo , lo mismo, e incluso lo tercero: es un punto que todo lo puede Montaigne

<<       – Cómo es estar casado con Marge?

- Es como estar casado con un amigo al que de vez en cuando le puedes tocar las tetas. >> Homer J. Simpson

… Y bajo un Dios convertido en hombre para conocer el verdadero amor, y no lo pudo encontrar. Hasta el día que conoció una pareja de ancianos en una casona perdida del campo. Entonces les desvelo su secreto y les dijo que le pidieran un deseo. Los ancianos le pidieron que no permitiera que ninguno de los dos quedara solo nunca. Y aquel Dios les concedió su deseo, pasado el tiempo enfermaron, los dos a la vez, y cuando apenas les quedaba un suspiro aquel Dios volvió a bajar y cogiéndolos en brazos los saco afuera y los sentó en el suelo. Justo cuando los ancianos se despedían el uno del otro con un apasionado abrazo comenzaron a convertirse en abedules… Dos árboles enroscados uno sobre el otro, pero con una misma raíz. De esta forma estarían juntos para siempre…

De la muerte

“La muerte está en todas partes: Dios vela sobre ello. Cualquiera puede quitarle la vida a otro, pero ninguno la muerte: Mil caminos nos conducen a ella. Seneca

“Asi mismo preguntaban a Agis cómo podría un hombre ser libre: Despreciando el morir, dijo él.” Montaige

“Acostúmbrate a pensar que para nosotros la muerte no es nada, porque todo el bien y todo el mal residen en las sensaciones, y precisamente la muerte consiste en estar privado de sensación.

Nada hay que cause temor en la vida para quien está convencido de que el no vivir no guarda tampoco nada temible

El peor de los males, la muerte, no significa nada para nosotros, porque mientras vivimos no existe, y cuando está presente nosotros no existimos… A pesar de ello, la mayoría de la gente unas veces rehuye la muerte viéndola como el mayor de los males, y otras la invoca como remedio para las desgracias de esta vida. El sabio, por su parte, ni desea la vida ni rehuye el dejarla, porque para él vivir no es un mal, ni considera que lo sea la muerte. Y así como de entre los alimentos no escoge los más abundantes, sino los mas agradables, del mismo modo disfruta no del tiempo más largo, sino del más intenso placer.

La meditación y el arte de vivir y de morir bien son una misma cosa” Epicuro

“La muerte es menos dura que la espera de la muerte Ovidio

“El esmero de los funerales, la elección de la sepultura, la pompa de las exequias, son más un consuelo para los vivos que un auxilio para los muertos.

San Agustin

“¿Quieres saber dónde estarás después de la muerte? Donde están los que aún no han nacido. Seneca

Piensa que cada día es el último que luce para ti, vivirás con gratitud la hora que no ya esperabas. Horacio

Todo ser vivo es un sistema físico y satisface todas las leyes de la física. Sin embargo, muchas leyes de la física, empezando por las de la termodinámica, son leyes probabilisticas. Cuanto más cerca del equilibrio está un sistema, tanto más probable es. El equilibrio se alcanza en una situación de máximo desorden o de máxima entropía (la medida física del desorden) de un sistema aislado no puede por menos de crecer. Como el universo es un sistema aislado, su entropía se incrementa continuamente; de hecho, aumenta con cada cambio que se produce. Este principio explica la tendencia natural de los sistemas a la desorganización y al frío. El agua caliente se enfría (hasta la temperatura ambiente) espontáneamente, pero el agua fría no se calienta por si sola. El café y la leche se mezclan de forman natural, pero no se separan de por sí. Las máquinas se estropean, la ropa se ensucia y la habitación se desordena casi sin darnos cuenta. Dentro de la tendencia general hacia el desorden, la desorganización y el frío, los seres vivos representan excepciones locales, como ya recalcó Schrödinger. Todo organismo es una excepción cósmica, nada a contracorriente, en él se incrementa (o se mantiene) el orden, la organización y la temperatura, y se reduce la entropía.

De hecho, en los seres vivos todo está en desequilibrio. Por eso somos tan improbables desde un punto de vista termodinámico. Lo sorprendente es que estemos vivos y que estemos tan lejos del equilibrio. La muerte por el contrario, es el retorno al equilibrio y es lo más natural del mundo.” J.Mosterín

“El aire era tan suave y agradable, que éste podría haber sido un anochecer de verano. En el balcón había una gran quietud, todo pensamiento se había apaciguado y la meditación parecía un movimiento casual, sin dirección alguna. No obstante, ahí estaba, comenzando en ninguna parte y prosiguiendo dentro del vasto, insondable vacío donde existe la esencia de todas las cosas. En este vacío hay un movimiento que se expande, que estalla, y cuyo estallido mismo es creación y destrucción. La esencia de esta creación-destrucción es amor.” Krishnamurti

Del suicidio

“No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: El suicidio.

Veo a muchas personas que mueren porque estiman que la vida no vale la pena vivirla. Veo a otras que paradójicamente se hacen matar por las ideas o alusiones que les dan una razón para vivir (Lo que se llama una razón para vivir, es al mismo tiempo, una excelente razón para morir)

De un gerente de inmuebles que se había matado, que había perdido a su hija hacía cinco años y que esa desgracia le había cambiado mucho, le había “minado”. No se puede desear una palabra más exacta. Comenzar a pensar es comenzar a estar minado. La sociedad no tiene que ver mucho con estos comienzos. El gusano se halla en el corazón del hombre y en él hay que buscarlo.

pero habría que saber si ese mismo día un amigo del desesperado no le habló con un tono indiferente.

Matarse es confesar que ha sido sobrepasado por la vida o que no se la comprende.

Vivir, naturalmente, nunca es fácil. Uno sigue haciendo los gestos que ordena la existencia, por muchas razones, la primera de las cuales es la costumbre. Morir voluntariamente supone que se ha reconocido, aunque sea instintivamente, el carácter irrisorio de esa costumbre, la ausencia de toda razón profunda para vivir, el carácter insensato de esa agitación cotidiana y la inutilidad del sufrimiento. Tal divorcio entre el hombre y su vida, entre el actor y su decorado, es propiamente el sentimiento de lo absurdo.

¿Lo absurdo impone la muerte?

Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar.

Todo contribuye así a enredar las cosas. No en vano se ha jugado hasta ahora con las palabras y se ha fingido creer que negar un sentido a la vida lleva forzosamente a declarar que no vale la pena vivirla.A.Camus

“¿Por qué no me mato? Si supiese exactamente lo que me lo impide, no tendría ya más preguntas que hacerme puesto que habría respondido a todas.

Solo es subversivo el espíritu que pone en tela de juicio la obligación de existir; todos los otros, empezando con el anarquista, pactan con el orden establecido E.Cioran

“El suicidio puede considerarse también como una transgresión del deber hacia otros hombres: De un esposo hacia otro, de padres hacia los hijos, finalmente también hacia la propia naturaleza. El primer deber del hombre para consigo mismo en calidad de animal, es la autoconservación. I.Kant.

Lo cual nos lleva a la cuestión ¿Por qué quiere la naturaleza que sobrevivamos? Parece obvio que la vida es absurda y que no compensa vivirla, pero por jugar a ser el abogado del diablo, posiblemente el sentido de la vida sea colectivo, no individual.

¿Cuál es nuestro lugar en el mundo?

“Si fuéramos pájaros, nuestro lugar estaría en el cielo junto a los demás pájaros”

F. Nietzsche

De Dios

“Si la no-existencia antes del nacimiento no es mala, ¿Por qué iba a serlo la no-existencia después de la muerte?” Thomas Nagel

“Si el trono divino es la conciencia de Dios, ese trono permanecerá vacío hasta que Dios, es decir, el Universo, llega al estadio de la reflexión consciente de sí mismo, estadio que alcanza a través de criaturas como nosotros, que, al pensarlo, nos sentamos en su trono.” Al-Bastami

“ En realidad solo hay una mente. Todas las criaturas vivas somos aspectos del mismo ser” E.Schrödinger

“Ni siquiera yo me conozco bien a mí mismo. No es de extrañar que el universo tampoco tenga un conocimiento cabal y competo de sí. Solo tiene una conciencia parcial y dispersa de si mismo.

Participamos de la conciencia del Universo. Somos la conciencia del Universo. Cuando en febrero de 1987 llegó a latiera la primera luz procedente de la supernova que había explotado 163.000 años antes en la Gran Nube de Magallanes, rápidamente se transmitió la noticia y todos los observatorios del hemisferio sur apuntaron en esa dirección. Quizá en ese momento el Universo -a través de nosotros- se dio cuenta de que había sufrido tal explosión. O quizá ya se había enterado antes, a través de otra conciencia que habitase un planeta más próxima a la supernova.” J.Mosterín

“La ciencia sin mística corre el riesgo de quedarse en mera gimnasia metodológica. La mística sin ciencia fácilmente degenera en autoengaño y superstición. Solo la jugosa conjunción  del conocimiento científico con el sentimiento místico nos permite aspirar a alcanzar aquel estado de exaltación lúcida y plenitud vital en que consiste la comunión con el Universo. Sintonizar con el Universo, sentarnos en el trono de Dios, acompasar el pálpito de nuestro corazón a un latido divino… ¿Qué más se puede pedir?” J.Mosterín

La realidad se crea a si misma cada día, en cada instante.

Aunque en esencia sea todo, necesita reconocerse.

About these ads

Una respuesta to “De lo escrito”

  1. Matapuces Says:

    Hola, buena recopilación de sentencias, algunas veces el lenguaje puede sugerir alguna idea que esta oculta en nuestra naturaleza.
    Saludos!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s